PROGRAMA DE CONSERVACIÓN EX-SITU DEL LINCE IBÉRICO
NOTICIAS

Buscar:

Emparejamientos y cópulas 2019

Para la actual temporada de cría 2019, el programa de conservación ex situ del lince ibérico ha establecido 26 parejas reproductoras. Teniendo en cuenta los parámetros reproductivos registrados en el programa hasta la fecha (2005-2018), se estima obtener una cifra comprendida entre los 36 y 46 cachorros.

2019-02-18

En la pasada temporada de cría, el programa de conservación ex situ del lince ibérico estableció 23 parejas reproductoras en base a las recomendaciones establecidas por las diferentes administraciones involucradas en la conservación de esta especie (Ver noticia emparejamientos 2018). Estas  23 parejas dieron lugar al nacimiento de 49 cachorros, 39 de los cuales han salido adelante y 33 están siendo preparados para su liberación en los primeros meses del 2019. Éstas  reintroducciones comenzaron el 29 de enero en Montes de Toledo (Ver noticia) y continuarán próximamente en el resto de áreas de reintroducción en Andalucía, Castilla La Mancha, Extremadura y Portugal.

 

Para la actual temporada de cría 2019, el programa ha establecido 26 parejas reproductoras, teniendo en cuenta tanto las instalaciones disponibles en cada uno de los centros de cría, como las necesidades de animales para ser liberados en las diferentes áreas  de reintroducción. Las parejas propuestas responden a un cuidado manejo genético con el objetivo de garantizar la mayor diversidad y variabilidad genética de las camadas resultantes.

 

TR160824-0581

 

 

El reto más difícil para esta temporada reproductora ha sido el llegar a tiempo para poder realizar todos los emparejamientos antes del comienzo  del celo de los animales, debido al incendio que sufrió el centro de Silves (Portugal) el pasado verano y que obligó a su  evacuación total , teniendo que ser alojados los animales en el resto de centros del programa de cría (Noticia incendio Silves). 

 

Gracias al trabajo realizado por el Instituto da Conservação da Natureza e das Florestas de Portugal, se pudieron acometer todas las obras de rehabilitación del Centro Nacional de Reprodução de Lince Ibérico (CNRLI) antes del comienzo de la temporada de cópulas, por lo que a mediados de diciembre ya se encontraban todos los animales de vuelta en el centro portugués, lo que permitió que todos los centros de cría pudieran realizar los emparejamientos que tenían programados (Ver noticia facebook).

 

Aunque el número de parejas establecidas este año es superior al de  las tres últimas temporadas reproductoras, en las que se emparejaron 23 hembras, la falta de espacio en los centros de cría sigue siendo uno de los principales problemas de gestión de la población ex-situ, debido fundamentalmente al elevado número de ejemplares no reproductores albergados actualmente en el programa, ya sea por consideraciones genéticas, fisiológicas o etológicas. Desde el programa de cría se está buscando una solución a este problema de espacio, principalmente mediante la salida de estos ejemplares no reproductores a centros de exhibición donde puedan seguir contribuyendo a la conservación de su especie mediante la sensibilización y la concienciación social a través de programas de educación ambiental. 

 

TR180701-9013

 

 

Con 26 parejas reproductoras constituidas y teniendo en cuenta los parámetros reproductivos registrados en el programa hasta la fecha (2005-2018), se estima obtener una cifra comprendida entre los 36 y 46 cachorros, aunque a tenor de los datos de las últimas temporadas reproductoras, es probable que esta cifra sea más cercana a los cuarenta y seis cachorros que lleguen a sobrevivir al destete.

 

Al igual que años anteriores, la mayor parte de los ejemplares que nazcan en 2019, alrededor del 90%, serán preparados para su liberación en el medio natural y el resto pasarán a formar parte del stock reproductivo del programa de cría con el objetivo de mantener una adecuada diversidad genética y un adecuado equilibrio demográfico.

 

En la tabla adjunta se detallan los emparejamientos realizados en cada centro de cría así como las fechas de las cópulas que ya han tenido lugar y las fechas estimadas de partos, teniendo en cuenta que el periodo de gestación de las hembras de lince ibérico es de entre 63 y 66 días.

 

Tabla emparejamientos

 

Destacar que, de las 26 hembras emparejadas este año, siete son primerizas y, por tanto, con mayor probabilidad de presentar problemas durante la gestación o lactancia, como es el caso de Nársil, Nota y Nala en El Acebuche,  Hifa, Mochuela y Janes en La Olivilla y Narina en Zarza de Granadilla, a lo que habría que sumarle dos hembras que, aunque no son primerizas, todavía no han sacado ninguna camada adelante, como es el caso de Macadamia en El Acebuche y Elipse en La Olivilla, pues tuvieron sendos abortos el año pasado. Asimismo, esta temporada  hay 6 hembras de entre 12 y 14 años (Artemisa, Biznaga, Castañuela, Ceniza, Córdoba y Cynara) que ya han copulado todas y aportarán información muy valiosa para la gestión del programa de cría sobre la longevidad reproductora de esta especie.

 

Por último, al igual que las dos temporadas anteriores, dentro de los pasos que se siguen dando para continuar avanzando en el conocimiento de la especie con el objetivo de ayudar a su conservación, este año se ha realizado el tercer intento de inseminación artificial en el lince ibérico, siendo las dos hembras elegidas para ello Flora y Juncia, en el centro de Silves. Los primeros intentos, realizados en los años 2017 y 2018, también en el centro portugués, no tuvieron éxito y no quedaron gestantes las hembras, por lo que se espera con ilusión el resultado de las inseminaciones realizadas esta temporada de cría.