PROGRAMA DE CONSERVACIÓN EX-SITU DEL LINCE IBÉRICO
NOTICIAS

Buscar:

Muere Grazalema en una jaula-trampa

2011-08-20

Grazalema nació en el centro de La Olivilla el 31 de marzo de 2010. Sus padres fueron Candiles y Córdoba, ambos fundadores del Programa de conservación Ex situ procedentes de la población de Sierra Morena. En su camada nacieron además un macho, Gitano, y otra  hembra, Granadilla, siendo las dos hermanas las elegidas para la primera experiencia de reintroducción de animales nacidos en cautividad.

Ambas hembras fueron liberadas en un cercado de preadaptación en Guarrizas (Jaén) el 5 de diciembre de 2010 junto a Granizo, un macho procedente de la población de Sierra Morena oriental con una edad similar. Tras comprobar que el comportamiento de caza de los tres ejemplares era el adecuado, el 14 de febrero fueron liberados definitivamente en la naturaleza.

El miércoles 18 de agosto de 2011 Grazalema ha sido hallada muerta en una jaula-trampa destinada a zorros colocada en un coto de Sierra Morena Oriental, en la provincia de Ciudad Real. El animal murió en pocas horas, al parecer debido a un golpe de calor, al estar la trampa ubicada a pleno sol y en uno de los días más calurosos del año. Su peso y condición física demostraban claramente que su adaptación a la vida salvaje había sido perfecta, al igual que ha ocurrido con su hermana “Granadilla”, que aún permanece en una zona próxima al rolex replicas cercado de liberación.

La Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha está investigando esta muerte y ha anunciado que aplicará la ley con rigor, recordando que este tipo de dispositivos de control de predadores está prohibido en zonas sensibles para el lince ibérico, como es en la que se halló la trampa.

Grazalema ha sido  un animal emblemático para el Programa de Conservación Ex Situ y todos los que formamos parte de él lamentamos profundamente su muerte, a la vez que exigimos que todo el peso de la ley caiga sobre los infractores y esperamos que su pérdida no haya sido en  vano, sino que contribuya a despejar el camino para los ejemplares que sin duda seguirán sus pasos en los próximos años.