PROGRAMA DE CONSERVACIÓN EX-SITU DEL LINCE IBÉRICO
NOTICIAS

Buscar:

Partos de Caña y Coscoja en La Olivilla

Caña pare cuatro cachorros y Coscoja, tres.

2012-04-01

A las 00:17 del 21 de marzo, con el temporal de nieve empezando a remitir, Caña comenzó su trabajo de parto debajo de la repisa del manejo pequeño de su instalación, protegiéndola como barrera visual un pequeño tronco. La visibilidad durante todo el parto fue poca o nula, pero finalmente se pudo constatar que Caña había alumbrado 4 cachorros, cuyo padre es Beta, que se apreciaban sanos. Caña excavó un cubil y continuó en esa ubicación con sus cachorros. Al día siguiente uno de los cachorros pasó por debajo del tronco, al otro lado del cubil, y se alejó hasta mitad del manejo en sus intentos por encontrar a su madre y sus hermanos. Caña lo miraba pero no iba a recogerlo. Se utilizó el reflejo de termotropismo positivo para acercarlo hacia la madre, pero una vez al lado del tronco Caña tampoco lo recogía. Finalmente se decidió su traslado a la sala de cría, puesto que ya empezaba a estar comprometido su bienestar y se continuó allí su crianza. Después de la extracción Caña comenzó a manejar bien a sus otros tres cachorros, introduciéndolos en el cubil si se desplazaban. El día 24 se introdujo al cachorro abandonado en el manejo, al otro lado del tronco y esta vez Caña lo recogió y lo incluyó con los demás. Esa misma noche comenzó a trasladar los cachorros al cajón interior en la habitación paridera. Llevó a tres de ellos pero no fue a recoger al último. Tras 8 horas desde la primera salida de la madre se decidió retirarlo, dándole dos tomas en la sala de cría. Aprovechando la salida de la tarde de Caña para comer se colocó al cachorro “olvidado” en la habitación y Caña no dudo en recogerlo e introducirlo en el cajón con los demás. Desde entonces Caña está cuidando bien de sus 4 cachorros y los ha mantenido en el cajón. La madrugada del día 27 de marzo Coscoja alumbró 3 cachorros en el interior del cajón de su habitación paridera. El macho emparejado con Coscoja fue Candiles, al igual que el año pasado en el que engendraron un único cachorro, Hechicera. Coscoja ha demostrado un buenísimo instinto y está cuidando con mucha dedicación a sus tres cachorros dentro del cajón. Con estos son 13 los cachorros nacidos en La Olivilla, de los cuales 11 continúan vivos, a la espera de que lleguen al término de su gestación las otras 4 hembras que copularon en esta temporada.