PROGRAMA DE CONSERVACIÓN EX-SITU DEL LINCE IBÉRICO
NOTICIAS

Buscar:

Temporada 2015 en el centro de cría de La Olivilla

Para esta temporada reproductora se establecieron 7 parejas reproductoras en la Olivilla, suponiendo algunas de ellas grandes retos en el manejo de los ejemplares.

2015-09-17

Para esta temporada reproductora se establecieron 7 parejas reproductoras en la Olivilla, suponiendo algunas de ellas grandes retos en el manejo de los ejemplares:

  • Kilimanjaro es un ejemplar nacido en el CCLI El Acebuche que fue liberado al medio natural y que tras sufrir la amputación de la extremidad posterior izquierda en un cepo en julio de 2014, reingresó al programa de cría el 9 de septiembre. Este macho se unió con la hembra Ceniza. Los ejemplares sociabilizaron bien pero no llegaron a copular este primer año. Se hizo un cambio de macho con el ejemplar Candiles, para no perder el celo de la hembra, pero tuvieron que ser separados tras varias peleas que ponían en riesgo la integridad de los ejemplares.
  • Jandra es una hembra primeriza y Ébano un macho criado a mano en el CCLI El Acebuche; aunque tras el período de cópulas Jandra no quedó gestante, ha sido el primer año que Ébano, nacido en 2008, ha copulado en el programa de cría. Por su parte, Jandra mostró una serie de comportamientos que revelaban un gran instinto durante el periodo de cópulas.
  • Fernandina  quedó gestante tras copular con Huerto, ejemplar que sufre una amputación de la extremidad anterior izquierda y que ingresó en el programa de cría en agosto de 2012. El parto se adelantó un día a los intervalos previstos y el cachorro nació muerto, pero esperamos que Huerto, un valioso ejemplar para el programa de cría, pueda contribuir con su genética en futuras temporadas reproductoras.

Fernandina

  • La hembra Espina quedó gestante tras copular con Flecha y dio a luz a dos cachorros, abandonando  a uno de ellos en campeos mientras seguía cuidando al otro. Espina los había trasladado a los dos a la nueva zona tras el parto, que tuvo lugar también en un encame bajo unos matorrales en la instalación de campeo. Se decidió no intervenir para no poner en riesgo la atención del otro cachorro de esta hembra de Doñana, enferma renal en fase 3, de la que solo hay otro descendiente (la hembra Kolia). Espina ha seguido cuidando bien de su cachorra hasta este momento.
  •  Los acontecimientos reproductivos en las demás parejas discurrieron sin novedad, siendo 10 (4 machos y 6 hembras) los cachorros criados por sus madres que resolvieron el periodo de peleas sin necesidad de intervención por parte de los cuidadores. Cabe destacar el hecho que Dama, hembra que no había sido emparejada desde hacía 4 años, ha tenido una temporada reproductora normal, sin ninguna incidencia.

resultados_olivilla_2015

Magaña y Madroña

Después de las peleas de la camada de Dama una de las hembras (M1), presentó una fractura abierta de húmero en la extremidad anterior derecha, no pudiendo tener la certeza de que el episodio estuviese relacionado con la pelea, ya que no se habían observado cojeras ni heridas durante la misma y los cachorros en ese momento ya mamaban y jugaban juntos. Se realizaron 3 intervenciones quirúrgicas con el fin de intentar salvar la extremidad; a pesar de conseguir continuidad en la estructura de la extremidad,  la inervación de la misma estaba dañada y finalmente fue necesaria su amputación. Una vez cicatrizadas las heridas se trasladó a una instalación donde esta cachorra, retirada del resto de la camada que se entrena para reintroducción, se socializó con la cachorra de Espina a través de la malla y, tras observar interacciones muy positivas, se unió con ella el pasado 13 de agosto.

 

M1CynaraEl 18 de junio murió repentinamente Barraca,hembra nacida en vida libre en 2005, capturada en “Dehesa de las Viñas” el 13 de diciembre de 2006. Tras confirmarse la pérdida de visión en el ojo derecho y ser enucleado, y una vez realizada su cuarentena en el CREA de Los Villares en Córdoba, ingresó en el programa de cría el 9 de febrero de 2007 trasladándose al CCLI La Olivilla en donde permanecía desde entonces. A la espera de los resultados de la necropsia, las lesiones observadas en el ejemplar fueron compatibles con una cardiomiopatía que le provocó un infarto. Los tres cachorros de Barraca comenzaron a matar por ellos mismos la presa sin ser necesario intervenir, si bien, con el fin de que pudieran continuar su período de aprendizaje y sociabilización con un ejemplar adulto, se unieron con la hembra Fernandina que los “adoptó” desde el primer momento en que se unió con ellos. Fernandina no ha criado todavía cachorros propios pero estuvo con su madre Córdoba en la crianza de Granadilla, Grazalema y Gitano y también adoptó a la hembra Jaral cuando esta tuvo que ser separada de su camada debido a los episodios convulsivos que presentaba.